Sobre Soles y Rayos de Oriente #7

Escudo Soles y Rayos de Oriente

BREVE CRONICA DE UN NACIMIENTO

Siete años después de la llegada a la ciudad de Montevideo, Uruguay del primero de nuestros miembros y a días de la llegada del último de los 7 fundadores, se concretó el primer encuentro, fue un 1de noviembre del 2020 que marcaría un antes y un después en la historia de la Orden Caballero de la Luz, aquella reunión familiar en la calle Lezica 6129A, de la barriada de Colón era a todas luces la concreción de los anhelos de toda una generación de Hombres Libres y Fraternales. Antes de la reunión, un brindis, como expresión criolla de ese gesto interno pero contagioso, que provoca la alegría, cuando se está haciendo bien.

Siete días antes había circulado entre los participantes, una minuta que signaría el orden del día, pero allí estábamos, quedaba claro que todo era posible y sentíamos el respaldo legal de las leyes que aprendimos en casa, llegábamos con un QUORUM, de lujo siete miembros activos de la Gran Logia de Cuba Orden Caballero de la luz, de ellos tres Luminares Pasados, sin embargo por delante estaba el reto impoluto de romper un hielo espeso, se imponía hacer ajustes, debatir puntos de vistas,  asegurar el nivel de partida. Era esencial atar cabos y en simultaneo reconectarnos no solo entre nosotros, sino con nosotros mismos para lograr sacar adelante un proyecto exitoso y funcional.

la adecuación a las leyes del país, el alcance territorial del proyecto, su diseño orgánico para con el modelo social del Uruguay, el formato institucional, la proyección filantrópica y la inclusión familiar, fueron temas medulares que se trataron este día, nos sentíamos airados y no era para menos pues no llegamos a ese punto por generación espontánea, es digno mencionar que hubo un trabajo individual y colectivo de colegiatura cruzada que había iniciado varios años antes y que se había intensificado exponencialmente en los últimos meses. De la mano del Gran Luminar Pasado Instructor Santiago Nogueras Pérez, se concretó el espaldarazo fraterno del hermano Gran Luminar Alejandro Veitia Curbelo, también el visto bueno en la gestión de la propuesta por parte del Supremo Luminar Julio Cesar Alfonso.

Nuestra intención inicial fue crear una logia constituyente de la Gran Logia de Cuba. Por un momento sentimos que los aires de cambio que soplaban sobre la Isla y la Orden nos eran propicios, ya que estaba en marcha un trabajo de unificación de los dos icónicos Organismos Superiores de la Orden domestica en Cuba, Gran Logia de Cuba y Suprema Logia, o debía haberlo, pero también se interpuso la pandémica COVID-19 y las leyes del país hasta ese momento inamovibles, terminaron por frustrar tan noble empeño. 

Del otro lado del mar en la ciudad del Sol, contábamos con un verdadero paladín de la fraternidad el hermano Gran Luminar Pasado Jorge Portuondo Jorge, perteneciente a la Federación de Logias Unidas de Florida, que nos habría no solo los brazos desde la Federación, sino también las puertas, las ventanas y la vida. Del otro lado de la ciudad la Centenaria Gran Logia de Florida, tuvo a través de su Gran Luminar Arsenio Socorro el gesto de ofrecernos Carta Patente. 

 

Fuimos siete en la mesa, pero en realidad fuimos muchos más. Tras cada hombre, estaban sus maestros, sus hermanos, los afectos más prójimos, estaban nuestras madres logias en pleno, estaban Pepe Antonio 52, José Fernández Mantecón 253 y Capitán Dionisio San Román Toledo 218, estas fueron por derecho propio las Logias Auspiciadoras, que aportaron su matriz.

Es así en este contexto, que para el día 13 de noviembre del 2020, fue bautizado el nuevo organismo independiente de la Orden Caballero de la Luz con el emblemático e intencionado nombre de SOLES Y RAYOS DE ORIENTE No.7. Fue un recorrido arduo pero feliz, que selló definitivamente el compromiso entre sus fundadores (Michael Alvarez Cancio, Michel Alvarez Cancio, Israel Romero García, Jorge Davalón Rodríguez, Félix Eduardo león Mantilla, Félix Eduardo león Fraga y Javier Alvarez Rodríguez) de ennoblecer y fortalecer esta, la primera Logia de la orden Fundada en América Latina, hija directa de la Fraternidad Cubana y heredera de la Luz, fundada en la ciudad de Filadelfia (EEUU), el 9 de mayo de 1873 por  Don José Gonzalez Curbelo.

L.P. JAVIER ALVAREZ RODRIGUEZ